Visitas


jueves, 22 de octubre de 2015

''¿el alma en la mano o en el corazón?''

Y ya tan sólo me queda luchar, no por supervivencia, si no por orgullo. Las cosas que se van ya no vuelven, siempre se pierden entre murmullos, la vida es triste.. y sin embargo sonrio. A mi me enseñaron a combatir, anular y derrotar la tristeza desde que yo era una cria. Soy agradecida, aunque me muestre algo fría, yo se que me cuesta sacar de dentro todo lo mío, hace tiempo que cayó al vacío..¿Será por amor?¿Será por amar?¿Tal vez por amarte?. Será que tengo que enamorarme hasta morir por ti, y aun asi acabaré por odiarte. Por que a si son las cosas de esta vida y por que a si funcionan... lo que nos dice la cabeza más tarde el corazón lo traiciona. Y voy buscando un por qué y la única respuesta es una pregunta, envié al cielo un socorro y me devolvió todas mis plegarias juntas.
En la vida hay momento preciosos, también hay momentos precisos.. decisiones importantes cómo la decisión de tener un hijo, sé que me equivoco bastante pero a veces es fundamental para rectificar y seguir adelante. Es más fácil respetar que la soberbia de cuando estás solo. Yo no quiero pedirte nada ¿sabes? Tan sólo quiero dártelo todo. Se valorar el tiempo, el llanto, el cuanto duele de un ser humano esto no se paga con euros ¿entiendes? basta con un apretón de manos. Yo caminé sola en el ayer y nunca necesité compañía, unos buenos padres, los mejores hermanos, unos abuelos a los que yo siempre quise...  un cielo en el que antes creía un amor sincero al que no veía, una vida corta, dura y obrera a la cual yo no conocía.
Ha pasado ya un cuarto de mi vida y no encuentro salida la puerta se cierra y tu por mi intimidad no apareces soy inmortal no lo puedo evitar si dejé de reír por llorar... siempre tuve motivos, latidos heridas, recuerdos partidos, el sentido se fue con el olvido impartido con el llanto sufrido por un ser querido. Todo se largó, se marchó, se acabó la maldita esperanza. Yo aquí sin tí sin mi sintiendo el frío sobre la tardanza, el pasado volvió y se llevó mi futuro después se escondió y no estuvo seguro la felicidad y la realidad en un mismo barco que jamás partirá. Tan sólo soy las piedras del camino esas que tuercen los tobillos, las mismas que discrimino... no existe ningún regalo más grande que el mañana, no pienso rendirme ahora toca salir de la cama. Yo te demostraré que el fuego no siempre quema si yo aprendí a sonreir es por que ya sentí las penas, jamás dejes tu alma en manos de un desgraciado... tal vez se pierda en el tiempo y quede presa del pasado..

No hay comentarios:

Publicar un comentario